En el empresariado también hay posiciones contrarias a la celebración de primarias abiertas simultáneas en los partidos políticos, mientras que en el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP) no han fijado una posición sobre el tipo de padrón a establecer en la Ley de Partidos.

La vicepresidenta ejecutiva de la Asociación de Industriales de la República Dominicana, Circe Almánzar, señaló que el país está en una situación económica muy complicada, por lo que realizar unas primarias abiertas simultáneas implicaría un costo alto para el país. “Yo no las considero problemáticas o no, yo lo que entiendo es que el país está en una situación económica muy apretada, y que por lo tanto hacer unas primarias abiertas simultáneas implicaría un costo mayor para la sociedad dominicana que no tiene los recursos ni siquiera para cumplir con los compromisos sociales”, puntualizó.

Almánzar habló en el seminario sobre los Desafíos de América Latina, organizado por el Centro de Análisis para Políticas Públicas (CAPP) que preside el diputado Víctor Bisonó.

En cambio, el vicepresidente ejecutivo del CONEP, César Dargam, sostuvo que el tema del padrón a utilizar es uno de varios, pero no se le debe restar importancia a todos los otros temas que debe traer la Ley, como el de la transparencia y el uso de los recursos.

En cuanto al tema del padrón, explicó que en el CONEP no hay una posición específica, “sin embargo entendemos que deben considerarse muchos factores, primero el marco legal vigente, los antecedentes que hay ya con este tema, y segundo, los costos y ajustes administrativos que conllevaría un cambio en la dinámica actual”.

“Entendemos que la Ley de Partidos es fundamental para que la República Dominicana pueda desarrollar exitosamente las elecciones y que cada día que pasa haría más difícil que las autoridades puedan organizarlas”, indicó.

Los legisladores miembros de la comisión bicameral que estudia la Ley de Partidos, José Hazim y Alfredo Pacheco, abogaron porque ese organismo retome sus trabajos.