La Policía Nacional informó hoy que según un informe del Departamento de Investigación de Crímenes y Delitos de Alta Tecnología (Dicat), alrededor de cuatro mil personas han sido sometidas a la justicia en los últimos diez años por delitos informáticos.

La información suministrada en un nota de prensa resalta que durante la detención de los malhechores se ha recuperado más de 300 millones de pesos robados a distintas personas y entidades financieras.

El perfil del delincuente informático en el país ya no es la persona con conocimientos avanzados en computación, sino personas con antecedentes delictivos en crímenes comunes que han avanzado en el uso de tecnologías.

La mayoría de los delitos transnacionales y de robo financiero, son perpetrados por ciberdelincuentes fuera del litoral nacional que utilizan países con huecos legales.

El Dicat explicó también que los delitos cibernéticos más comunes son el secuestro de información, la clonación de tarjetas de crédito, el fraude electrónico y la pornografía infantil, entre otros.

La legislación sobre delitos de alta tecnologías data de hace 10 años, y se encuentra en proceso de revisión para adecuarla a nuevas conductas y tendencias cibernéticas, así como para imponer mayores sanciones y condenas a los inculpados.