SANTO DOMINGO. Hasta hace muy pocos años que una mujer sobrepasara los 40 años y no tuviera hijos era considerado anormal, y era una razón para estereotipar y ofender a la dama que había decidió postergar la fecha de gestación o no tener hijos. Sin embargo, en nuestros días es cada vez más habitual que mujeres profesionales se decidan por ser madres después de las cuatro décadas.

El portal “Crecer Feliz” ofrece algunas razones por la que una mujer decide no ser madre muy joven.

Porque los 40 son los nuevos 30, y aunque es una frase trillada es cierta. En la actualidad las mujeres se cuidan más, hacen más ejercicios y comen mejor. Y eso el cuerpo lo nota.

Han quedado atrás los tiempos en los que si una mujer de 40 años acudía embarazada a la consulta del ginecólogo se le veía raro y se consideraba que la suya era una gestación de alto riesgo. Hoy en día esto depende de cada caso particular.

La sociedad actual vuelve muy complicado que una mujer sea madre antes de los 20 años, al menos entre las mujeres profesionales o en camino a serlo, como hacían las madres y abuelas. Los estudios universitarios, la búsqueda de empleo, de vivienda y de estabilidad económica dificultan dar el gran paso cuando se es muy joven.

Otra importante razón es que, aunque no es la edad ideal, una mujer de 40 años que se queda embarazada, en la gran mayoría de los casos, lo hace absolutamente convencida y con capacidad de afrontar las dificultades que puedan presentarse.

Esto puede ser menos habitual en una chica de 20 años, que aunque esté igualmente deseosa de ser madre, quizá se vea más abrumada ante la envergadura de la experiencia que está iniciando y que le acompañará para toda la vida.

Aunque no hay que obviar que con la edad aumenta el riesgo de que el bebé que se espera pueda padecer alguna alteración genética. La más común es el síndrome de Down, que se produce en uno de cada 800 casos si la mamá es veinteañera y en uno de cada 70 si esta tiene 40 años. Sin embargo, en la actualidad existen formas para que se descarte cualquier patología. Como es obvio, quedarse embarazada a los 40 tiene ciertos riesgos y conlleva alguna molestia más que hacerlo más joven… Pero si lo has decidido, ¡adelante!