En apenas 4,69 segundos, Patrick Ponce, de 15 años, detuvo el cronómetro. El joven acababa de batir el récord mundial resolviendo el cubo de Rubik. Sin embargo, no hace falta ser un genio como Ponce para resolverlo. Desde Gizmodo en Español te explicamos como hacerlo en estos 5 sencillos pasos.

Primero y antes de enseñaros la metodología, vamos con un poco de historia. El genial rompecabezas nacía en 1974. La idea fue un invento del escultor y profesor de arquitectura, Erno Rubik, quién en un principio lo llamó “cubo mágico” (luego pasó a ser licenciado por Rubik).

Desde entonces hasta hoy han pasado muchísimas cosas en torno al famoso juego mecánico. Para que nos hagamos una idea, se calcula que se han vendido más de 400 millones de cubos en el todo el mundo, convirtiéndolo así en el juego de rompecabezas más vendido de la historia.

Imagen: Wikimedia Commons

La palabra que posiblemente mejor define al cubo de Rubick es “desafío”. Hay quien lo ha intentado toda su vida y jamás lo ha conseguido, al igual que hay gente, como el mismo Ponce, a los que no sólo les resulta sencillo terminarlo, es que lo acaban en tiempos realmente asombrosos.

 Setup Timeout Error: Setup took longer than 30 seconds to complete.
Un cubo terminado y otro no. Wikimedia Commons

En la actualidad existen una gran variedad de métodos para llegar al éxito, cada uno empleando su propio conjunto de algoritmos. Nosotros vamos a explicar cómo resolverlo en tan sólo cinco pasos a través de esta genial infografía.

 Una pista antes de comenzar: lo más importante es tratar de memorizar muy bien cada uno de ellos. Una vez que los tengamos en la cabeza, el resto es práctica, mucha práctica. Suerte a todos.