La Cámara de Diputados aprobó hoy en primera lectura el proyecto de ley que hace obligatorio el servicio de guardianes salvavidas y la instalación de torres de vigilancia en balnearios públicos y privados.

La iniciativa, de la diputada María (Cleo) Sánchez, establece en uno de sus artículos que el servicio de salvavidas en los centros de recreo, clubes, hoteles, playas y balnearios públicos y privados es obligatorio.

Se instituye además que el pago correspondiente a los servicios, así como la instalación de las torres de vigilancia, estarán a cargo de los ayuntamientos, y en los lugares privados, es responsabilidad de los propietarios de los mismos.