El Banco Central de la República Dominicana anunció que las condiciones monetarias continúan reaccionando positivamente luego de las medidas monetarias expansivas implementadas a partir del 1 de agosto pasado.Explicó que la reducción del encaje legal ha tenido un efecto multiplicador sobre el crédito al sector privado en moneda nacional, que se ha incrementado en unos RD$30,800 millones durante los tres meses transcurridos luego de estas medidas.

De este monto, los sectores que han mostrado un mayor dinamismo han sido Consumo (RD$8,112 millones), Construcción (RD$4,505 millones), Comercio (RD$4,186 millones), Adquisición de Viviendas (RD$3,033 millones), Servicios Sociales (RD$1,973.1), Agropecuaria (RD$1,715 millones) e Industria Manufacturera (RD$1,644 millones).

Abarca recursos liberados

El Banco Central dijo en un documento de prensa que este incremento de los préstamos privados incluye los recursos desembolsados del encaje legal, que al 14 de noviembre alcanzaban unos RD$16,154 millones. De esta forma, quedarían pendientes por desembolsar unos RD$7,469 millones del total de recursos del encaje legal recientemente liberados por la Junta Monetaria, que ascienden a RD$23,623 millones.

Destacó, asimismo, que las medidas monetarias expansivas también han contribuido a la recuperación de los agregados monetarios durante los últimos meses. Específicamente, el Medio Circulante (M1) pasó de un crecimiento poco significativo al cierre del primer semestre de 2017 a una expansión interanual de 8.3% al cierre de octubre de 2017.

El Banco Central estima que la dinamización de las condiciones monetarias y crediticias se mantendrá durante los próximos meses, lo que continuará facilitando la reactivación de la demanda interna y contribuyendo a un mayor crecimiento económico en el último trimestre del 2017, al tiempo que la inflación se mantendría dentro del rango meta de 4% ± 1%. El propósito de la medida también busca un crecimiento del PIB cercano a 5%. en el año.

La flexibilización busca dinamizar la economía

Las medidas monetarias de flexibilización fueron adoptadas por la Junta Monetaria, a sugerencia del Banco Central, luego que en el segundo trimestre del año la economía dominicana se ralentizara, reflejando tendencia descendente en algunos sectores claves como el sector de la Construcción, que previamente estuvo creciendo por unos 17 trimestres seguidos.