Los filamentos de materia oscura que unen galaxias, en una imagen simulada. Imagen Universidad de Waterloo

Este mapa de la materia oscura muestra cómo une las galaxias como una telaraña invisible

Es invisible en todo el espectro electromagnético. Sin embargo, los astrofísicos creen que compone el 27% de toda la materia del universo. La materia oscura está ahí, y un equipo de científicos ha elaborado un mapa que muestra por primera vez cómo une galaxias enteras.

Cartografiar una sustancia que no interactúa para nada con la radiación electromagnética no es tarea fácil. Si conocemos la existencia de la materia oscura y somos capaces de elaborar mapas sobre su posición en el universo es porque sí que interactúa con otra fuerza: la gravedad. Los astrofísicos observan las interacciones gravitacionales y a partir de ellas infieren la distribución de esta forma de materia.

En este caso, lo que han estudiado es una pequeña porción del universo. Tras 23.000 mediciones de lentes gravitacionales (cómo la gravedad de un objeto en el espacio modifica levemente la imagen de otro), han logrado simular la posición de la materia oscura entre galaxias a 4.500 años luz.

El mapa recién publicado en la Universidad de Waterloo no es el primero de su clase, pero muestra algo que durante décadas solo habíamos supuesto: muestra que la materia oscura se extiende en forma de filamentos que comunican las galaxias como si fuera una colosal tela de araña invisible. No es en sí una imagen física de la materia oscura, sino una simulación que muestra como se distribuye.

Desde que tuvimos constancia de la existencia de la materia oscura hemos tratado de averiguar para qué sirve exactamente. Este nuevo mapa al menos constata una cosa: la materia oscura existe, y probablemente esconda muchas respuestas sobre el funcionamiento del universo.