EFE – Washington – Un fuerte terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter sacudió las áreas entre Honduras y Cuba y provocó una alerta por tsunami que podría afectar a Puerto Rico y a las islas Vírgenes, según el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés).