Ante la posibilidad de que se repita una réplica de un terremoto, existen unas pautas a seguir. Según el UPSeis, deberíamos asegurarnos de tener un extintor de incendios, botiquín de primeros auxilios, una radio con pilas, una linterna y baterías extra en casa.

 Si finalmente se produce una réplica y te encuentras fuera de un edificio, mantente en el exterior, lejos de las líneas eléctricas o cualquier cosa que pueda caer. En el caso de que te encuentres en interior, se recomienda estar de pie contra una pared cerca del centro del edificio, de pie debajo de una puerta, o agachado bajo un mueble robusto y resistente. Debemos mantenernos alejados de las ventanas y puertas exteriores.

En el caso de encontrarte en un coche, detener el vehículo y permanecer dentro hasta que el terremoto se detenga. Oviamente, también se recomienda no utilizar ascensores (probablemente te quedarás atrapado).

Cuando pase el temblor, debemos comprobar posibles daños y lesiones, en caso de estar ilesos, proporcionar primeros auxilios a cualquier persona cercana que lo necesite. Comprobar, si estamos en interior, que no haya daños en agua, gas o las líneas eléctricas. Si alguna está dañada, cerrar las válvulas.

 Por último, desde el servicio de UP advierten que debemos mantenernos alejados de las playas y costas ante un terremoto de gran magnitud como el ocurrido en México, ya que la posibilidad de la aparición de un Tsunami es alta.