vuelo, avion Boeing aterrizando

¿Qué nacionalidad tiene un bebé que nace en un avión?

Para los padres expectantes, el momento del nacimiento del bebé puede ser un detalle preocupante, ya que nunca sabes cuándo ocurrirá. Las posibilidades son innumerables (el niño puede nacer en el supermercado, en la calle, en un ascensor…) porque muchas veces no se controla cuándo una mujer rompe aguas.

No somos pocos los que hemos pensando en una de las posibilidades más estresantes: ¿Qué pasa si un bebé nace en un avión? Esto trae consigo las típicas preocupaciones (falta de hospital, médico y espacio) pero también existe otro aspecto que tendrá un impacto directo en la vida del niño: la nacionalidad.

Básicamente, la respuesta a esta pregunta es que es complicado. Sin embargo, hay algunos principios que pueden proporcionar información sobre el tema. Hay factores importantes que incluyen el país al que pertenecen el padre y la madre, el país en el que está registrado el avión y también “dónde” nació el bebé.

Ius sanguinis e ius soli

Cuando surge la pregunta sobre la nacionalidad de bebés nacidos en aviones, también se suele hablar de dos principios: ius sanguinis e ius soli. Ius sanguinis, que significa “derecho de sangre” en latín, dice que el niño automáticamente recibirá la nacionalidad de sus padres. Al contrario, ius soli, o “derecho del suelo”, declara que cualquier persona nacida en el territorio de un país específico será ciudadano de ese lugar.

 Muchos países basan sus políticas sobre nacimientos en aviones sobre estos principios. Por ejemplo, si un bebé con padres extranjeros (no ciudadanos de EEUU) nace en o encima de territorio de los Estados Unidos, obtendría la ciudadanía estadounidense.

Una cuestión de territorio

Todo sería más fácil si solamente se tuviera en cuenta el territorio donde nace un bebé, ¿no? Existe una doctrina en latín que proclama, “Cuius est solum, eius est usque ad coelum et ad inferos”. Significa que la persona que es dueña del suelo también será dueña del cielo encima del mismo y del infierno debajo de la propriedad. Durante años varias naciones han establecido que también son dueños del cielo encima de su territorio, pero lamentablemente esto no es suficiente para resolver la pregunta de los bebés.

La razón es que aunque algunos decidan que son dueños del cielo, la mayoría de la tierra está cubierta de océanos, que técnicamente no son territorio de ninguna nación (aunque esto también es controvertido). Por lo tanto, si un bebé nace sobre el océano, ¿de qué país es?

Es aquí cuando entra la “nacionalidad” del avión, o el país en el que está registrado. Si un avión está registrado en Noruega, por ejemplo, entonces estás en Noruega mientras estés volando en ese avión, sea cual sea tu localización.

Ciertos países consideran que si estás en un avión registrado en un país, entonces sigues estando en el país. Por lo tanto, el bebé podría recibir la nacionalidad de ese país.

Las opciones

Según Geolounge, se pueden resumir las diferentes posibilidades de la nacionalidad de un bebé nacido en un avión en la siguiente lista:

  • El bebé recibirá la nacionalidad de los padres y el punto de salida del avión
  • El bebé recibirá la nacionalidad de los padres y el punto de llegada del avión
  • El bebé solamente recibirá la nacionalidad de los padres
  • El bebé recibirá la nacionalidad de los padres y de la aerolínea (aquí se tiene en cuenta el país en el que está registrada la aerolínea)

Sin embargo, aunque estas son algunas posibilidades, como hemos dicho anteriormente, es un tema complicado.

Qué es lo que debes hacer

Lamentablemente no existe ninguna tabla de referencia que te diga lo que pasa si tu bebé nace en un punto u otro. Tampoco hay datos sobre bebés nacidos en aviones, aunque una búsqueda en Google te enseñará los casos recientes y algunos famosos. Lo más probable es que si tu bebé nace en un avión, tengas que consultarlo con un abogado.