El excandidato presidencial del Partido Revolucionario Dominicano (PRM), Luis Abinader, afirmó que con las acusaciones de que la Marcha Verde tiene planes desestabilizadores, algunos voceros del gobierno intentan frenar el avance de la lucha que promueven amplios sectores de la sociedad contra la corrupción y la impunidad.

“Si esa Marcha Verde es desestabilizadora, yo soy desestabilizador, que me persigan a mí, que me vengan a hacer preso a mí”, retó Abinader, en respuesta a las declaraciones del ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret y otros funcionarios.

El dirigente político consideró penosos y desaforados los pronunciamientos de algunos funcionarios que identificó como parte de una campaña del gobierno del presidente Medina para tratar de intimidar a ciudadanos de todos los estratos sociales que acuden con sus familias a las marchas verdes.

 “Nosotros estamos apoyando la Marcha Verde, y no estamos ni adelante ni atrás, porque no buscamos protagonismos y somos respetuosos de su independencia, pero porque tampoco podemos mantenernos al margen de una iniciativa que procura adecentar el ejercicio de la política y de la gestión pública en el país”, precisó.

Expresó el convencimiento que con sus pronunciamientos el gobierno indigna aún más a la población, y concitará nuevos y mayores apoyos a futuras actividades de la Marcha Verde.