El escándalo de corrupción que ha abierto capítulos en gran parte de América Latina, llevará el próximo 8 de mayo al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, a responder ante el Consejo Nacional Electoral (CNE). El llamado a rendir versión libre por la presunta violación de topes en la campaña presidencial de 2014 se da dos meses después de que la Fiscalía señaló que un millón de dólares proveniente de sobornos de Odebrecht habrían terminado en la segunda aspiración presidencial de Santos.

Si se confirma que el entonces candidato recibió aportes de una empresa extranjera como Odebrecht, habría superado el tope legal establecido. La citación a versión libre es uno de los primeros pasos en el que podría ser un momento determinante en la recta final de este gobierno. Hasta ahora, el llamado obedece a un procedimiento de la CNE, en el que de forma voluntaria ya declaró el contrincante de Santos en las pasadas presidenciales Óscar Iván Zuluaga, quien según la Fiscalía también recibió dinero de la compañía brasilera para su campaña. Zuluaga, el candidato del uribismo en dicha contienda, negó las acusaciones y no dudó en calificar su actuación de “honorable”.

La magistrada del caso Ángela Hernández, tras haber enviado la citación a la Casa de Nariño, será la persona que reciba los argumentos de Santos, que el pasado mes de marzo se refirió a las declaraciones del exgerente de la campaña, Roberto Prieto, quien reconoció haber recibido recursos de Odebrecht. “No autoricé ni tuve conocimiento de estas gestiones, las cuales se hicieron en directa violación de las normas éticas y de control que exigí se impusieran en la campaña”, dijo el mandatario, que pidió que se investiguen todas las decisiones de su administración y se sancionen a los responsables de cualquier acto de corrupción. “Lamento profundamente y pido excusas a los colombianos por este hecho bochornoso que nunca ha debido suceder y del que me acabo de enterar”, aseguró.

Prieto ha reiterado que el dinero fue recibido en la campaña del año 2010. “Yo ordené los afiches operativamente con plata de Odebrecht. Es una realidad. Eso fue una operación irregular” , aseguró en una entrevista radial el pasado 15 de marzo.

El CNE deberá avanzar con sus indagaciones, la que adelanta la magistrada Hernández sobre la campaña de 2014 y la que lleva el magistrado Carlos Camargo con la de 2010, para establecer la veracidad en las declaraciones que Zuluaga ha ofrecido y que Santos tendrá que dar en los próximos días. Dentro del llamado de la autoridad electoral también se encuentran los representantes del Partido Liberal, el Partido de la U y Prieto, el hombre que reconoció que se recibieron fondos de la compañía brasilera.

La polarización que vive Colombia en momentos previos a que empiece la contienda hacia las presidenciales de 2018, se agudiza con el caso Odebrecht del que, según la Fiscalía de este país, todavía falta mucho por destapar.