Santo Domingo, R.D. – Por lo menos siete pacientes, entre ellos cinco que estaban ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos, fueron sacados de emergencia y trasladados a otros centros de salud tras colapsar el sistema de distribución eléctrica del hospital Marcelino Vélez Santana, de Herrera, donde estaban ingresados.

 El centro se vio obligado además a suspender temporalmente las cirugías, las consultas, los servicios de laboratorio y en la emergencia solamente atiende a los pacientes poco complicados, pero los que llegan con condiciones delicadas también son referidos a otros hospitales.

Los pacientes que se encontraban ingresados en intensivo, que por lo general requieren de ventilación asistida y estar conectados a monitores y otros equipos que funcionan con electricidad, fueron trasladados en ambulancias del sistema de emergencias 911 junto al equipo de médicos intensivistas del centro, a los hospitales Padre Billini, Vinicio Calventi y Darío Contreras.

Al momento de la evacuación también se trasladaron dos pacientes que estaban en el área de emergencia y presentaban condiciones delicadas de salud.

Cinco mil usuarios al día
La suspensión de los servicios afecta a unos 5,000 usuarios que se estima acuden diariamente a ese centro de salud en busca de diferentes servicios. El área de emergencia recibe cada día entre 280 y 300 pacientes.

Brigadas de EGEHID se integraron desde tempranas horas de la mañana a los trabajos de restablecimiento del servicio energético.

En horas de la tarde, ya se había restablecido el servicio en algunas áreas, entre ellas intensivos y emergencia, pero el centro decidió dejar los pacientes fuera hasta tener mayores garantías de que todo el problema quedaría solucionado. El centro espera retornar a la normalidad a partir de hoy.

En un comunicado de prensa, el hospital explica que el colapso eléctrico se debió a que fruto de las lluvias provocadas por el reciente paso del huracán María por el país, el registro del sistema de distribución eléctrica se llenó de agua, por lo que parte del cableado y los equipos eléctricos principales se encuentran fuera de servicio.

“Hemos decidido trasladar a otros centros de salud a los pacientes ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos y otros que por su estad