Es posible que te haya pasado en más de una ocasión: viajas en avión, facturas las maletas, y aunque tienes la esperanza de que el equipaje no se retrase mucho, salen las últimas. Resulta que hay algunos trucos para evitarlo.

Lo cierto es que los viajes en avión requieren de mucha espera, desde las largas colas de seguridad hasta que te preparas para el despegue. Incluso después de aterrizar, tu viaje se detiene hasta que llegan las maletas facturadas (si has facturado). Afortunadamente para los viajeros impacientes, existan varias maneras de jugar con el sistema y garantizar (en mayor o menor medida) una entrega rápida de la maleta una vez que has bajado del avión.

El primer consejo o truco es posiblemente el más importante. Para ello debemos preguntar al representante de la aerolínea que se encuentra en el mostrador de facturación si puede colocar una pegatina de “frágil” a tu maleta. La razón es sencilla: estas maletas etiquetadas se suelen cargar en último lugar y se descargan las primeras. No sólo eso, también reciben un trato “diferente” al resto, lo que permite evitar alguna “desgracia”.

Es importante tener en cuenta, como anotan en Travel + Leisure, que se necesitará una nueva pegatina cada vez que vueles. Si esta parece vieja o fue emitida por otra aerolínea es probable que la tripulación no le presté la misma atención.

Otro consejo útil es considerar comprar un juego de maleta nuevo, sobre todo si no tenemos una con exteriores duros y resistentes. Puede parecer una tontería, pero si la maleta luce de calidad, junto con la pegatina inspirará a los manipuladores de equipaje para brindarle un trato especial.

Otro truco que puede restar unos minutos de tu tiempo de espera es asegurarte de ser la última persona en facturar (o de las últimas), en lugar de apresurarse a ser el primero. Esto podría hacer que la maleta sea una de las últimas en entrar en el avión y, por tanto, una de las primeras en salir. En cualquier caso, este método no es siempre seguro, ya que los sistemas de carga y descarga varían entre los vuelos y aerolíneas.

Finalmente, y si todo lo demás falla, siempre podemos tratar de actualizar el vuelo en los mostradores. Algunas aerolíneas dan prioridad a las maletas que pertenecen a viajeros de primera clase y clase ejecutiva, lo que significa que se almacenarán por separado de otros equipajes y saldrán primero. Actualizar no siempre tiene un coste, hay aerolíneas que no llenan estos asientos y a veces permiten el cambio si lo pides. La otra fórmula es pagando el extra.