WASHINGTON – El secretario de defensa Jim Mattis respondió ayer a la más reciente provocación nuclear de Corea del Norte con una fuerte advertencia, al señalar que Estados Unidos reaccionará a cualquier amenaza norcoreana con una “enorme respuesta militar, tanto efectiva como abrumadora”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que su país evalúa suspender “todo el comercio” con cualquier nación que haga negocios con Corea del Norte, además de otras medidas en respuesta al nuevo ensayo nuclear del régimen de Pyongyang.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, la canciller alemana Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, en las que defendieron endurecer las sanciones de la Unión Europea (UE) contra Pyongyang tras su nuevo ensayo nuclear.

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, condenó el nuevo ensayo nuclear del régimen de Pyongyang y reiteró su llamada al cese de la actividad armamentística norcoreana. AGENCIAS