El Concejo de Regidores del Ayuntamiento Santo Domingo Norte aprobó ayer una resolución que otorga poderes al alcalde René Polanco para actuar legalmente contra la empresa Lajún Corporation, que administra Duquesa.

El presidente de la Sala Capitular, Antolín Polanco, explicó que Lajún debe tener sanciones legales por el daño que le ha causado al medioambiente y a los munícipes de Santo Domingo Norte, así como a las diferentes alcaldías.

“El daño ambiental es lo primero, la gente de por ahí no puede vivir con la plaga de moscas, el daño a los ríos, principalmente a la Isabela y a los arroyos de la zona”, argumentaron los ediles ante de aprobar la resolución.

También dejaron a consideración del alcalde contratar una firma de abogados externa que ofrezca apoyo legal para vigilar de cerca el proceso que se le sigue a Lajún.

Anteriormente, el Concejo otorgó poderes a René Polanco para intervenir Duquesa y rescindir el contrato con dicha empresa.

“Abuso de poder”

El pasado viernes, el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales se querelló ante la Fiscalía de la provincia Santo Domingo contra los directivos de la empresa que administra el vertedero alegando violación a los artículos 174, 175, 176 sobre delitos al medioambiente y recursos naturales de la Ley no. 64-00.

Ante esta acción, la compañía envió un comunicado a los medios denunciando que la institución medioambiental comete abuso de poder contra la empresa, calificando la decisión de selectiva, desproporcionada y subjetiva. “Por estos argumentos y, especialmente por las acusaciones injustificadas, desproporcionadas y selectivas, perciben, como cualquier inversión extranjera percibiría en las mismas circunstancias, un claro abuso de poder del Ministerio de Medio Ambiente. Cualquier acción jurídica contra Lajún sería injusta porque su comportamiento no es diferente al de otros vertederos del país”, destaca.

En respuesta, el Ministerio de Medio Ambiente envió un comunicado indicando que el “abuso de poder” lo comete Lajún Corporation al atentar contra la salud de la población en el Gran Santo Domingo. “Lo reitero, los representantes de Lajún deberían estar en prisión; por eso hemos apoderado a las autoridades judiciales a los fines de que se haga la investigación de lugar y se lleve hasta los tribunales”, dijo el ministro Francisco Domínguez.

Precisó que no se trata de acusaciones selectivas sino de que asuman su responsabilidad y la dilación que han provocado en el manejo de los residuos sólidos. “Por todos estos argumentos y, especialmente por las acusaciones injustificadas, desproporcionadas y selectivas, perciben, como cualquier inversión extranjera percibiría en las mismas circunstancias, un claro abuso de poder del Ministerio de Medio Ambiente. Cualquier acción jurídica contra Lajún sería injusta porque su comportamiento no es diferente al de otros vertederos del país.

“No sólo se trata de un asunto puramente económico sino de una falta de voluntad y querer ejercer presión denegando un servicio público”, puntualizó. La institución pidió que se investigue al gerente Adrian Christopher Lee Chin y al civilmente responsable Lajún.

En el documento enviado al Ministerio Público la entidad estatal explica que las alcaldías se habían reunido para exponer ante Medio Ambiente la decisión que tomó la empresa de operar solo por ocho horas al día provocando el cúmulo de basura, por lo que pidieron la intervención a los fines de evitar daños mayores en la població.